Descubrimos esta hortalizaÉpoca de calçots!

 

Los amantes de los calçots seguro que ya estáis empezando a preparar las "calçotades"! Comer calçots sólo no tiene ningún sentido! Muchos amigos se juntan para comer durante esta época del año. Algunos se encargan de llevar los calçots, otros la salsa y otros los postres ... Son encuentros que se suelen alargar muchas horas y esta hortaliza al final sólo acaba siendo la excusa de la quedada.

Desde Pyrénées hemos querido conocer los beneficios de comer esta variedad de cebolletas.

  • * Los calçots son una fuente de vitamina C que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  • * Alto contenido en vitamina A, que contribuye al metabolismo normal del hierro.
  • * Alto contenido de ácido fólico, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

De dónde viene el nombre de calçots?

Los calçots se cultivan en dos fases. Primero se siembra la semilla de la cebolla blanca y cuando nace, se arranca de la tierra y se vuelve a plantar. Estos brotes, a medida que van creciendo, se van "calzando", es decir, se van tapando los lados de tierra para blanquear su base, que es la parte que comemos. Y precisamente de este gesto, sale la palabra de "calçots".

La parte enterrada es muy tierna y tiene un sabor y dulzura característica. La temporada se inicia en noviembre y se prolonga hasta la primavera.

¿Por qué cuando decimos la palabra calçots, nos viene a la cabeza la ciudad de Valls?

Se dice que el invento de los calçots surgió en Valls. Un campesino a principios del siglo XX hizo un invento de cultivo y descubrió los calçots. Desde hace unos años los calçots de Valls se pueden reconocer por sello de calidad IGP (Indicación Geográfica Protegida) y se reconocen porque están relacionados con un hilo azul del que cuelga una etiqueta numerada con el nombre del productor. Este tipo de calçots son los que encontrará en Pyrénées Andorra.

Los calçots con el sello IGP "Calçot de Valls" se cultivan en las comarcas del Alt Camp, Baix Camp, Tarragonès y el Baix Penedès y son tierras que el Consejo Regulador considera aptas para la producción de esta hortaliza.

Se cocinan a la parrilla y se mojan con la salsa típica. Quieres probar de hacerla en casa?

Uno de nuestros chefs de restauración de Pyrénées nos propone la receta para hacer una salsa exquisita.

Receta para 4 personas:

INGREDIENTES
1 cabeza de ajos
100 gramos de almendras tostadas y peladas.
30 gramos de avellanas tostadas y peladas
4 tomates maduros
80 cl de aceite de oliva
1 rebanada de pan seco y tostado con vinagre
Pulpa de una ñora
Sal

PREPARACIÓN:

  • * Calentar el horno a 190ºC para meter el ajo y el tomate a asar (30 minutos)
  • * En un mortero o en una batidora metemos los frutos secos, el ajo, el tomate y la pulpa de la ñora.
  • * Triturar todo y añadir poco a poco el aceite sin dejar de triturar, hasta que llegamos a la textura para poder mojar bien el calçot.
  • * Ponemos la sal al gusto.

Disfruta con la familia o los amigos de una buena "calçotada"!

Y para acompañar no dudes en comer un buen pan de calçots que encontrarás en el Espícula (panadería de Pyrénées) durante el fin de semana o la coca de calçots!

; ; ;